Noviembre, paraíso para los amantes de las setas en #Aracena

La Sierra de Aracena es un paraíso para los amantes de las setas. Más de 600 especies –comestibles  y venenosas– se reproducen cada año en los distintos ecosistemas con los que cuenta este espacio natural, cuya dehesa está catalogada Reserva de la Biosfera por la Unesco.

La fórmula según los expertos locales es sencilla: tras las primeras lluvias otoñales y posterior calor que suba la temperatura de la tierra hay que esperar 21 días y… ¡listo! Ya tenemos setas por el campo. Setas tan apetitosas como la Amanita caesarea –conocida en la Sierra de Aracena popularmente como ‘tana’–, se suma a otras variedades comestibles muy apreciadas como los ‘gurumelos’ (Amanita ponderosa) –seta más propia de primavera–, los ‘tentullos’ (Boletus edulis), las ‘chantarelas’ (Cantarelus cibarius) o los populares ‘gallipiernos’ (Macrolepiota procera). Sigue leyendo

Anuncios